El E-mail Invisible

Los emails transaccionales y autorespondedores constituyen una poderosa herramienta para fortalecer el servicio al cliente, lograr una mayor cercanía con los usuarios o compradores en línea, generar confianza y reducir los costos de call center y soporte. Sin embargo, a diferencia de los newsletter que suelen ser revisados y requieren de la aprobación de algún superior, casi nadie se percata de la existencia de estos emails que terminan enviándose de un modo prácticamente invisible.

¿Qué nombre le ponemos?

Podemos llamarlos emails transaccionales o autorespondedores, también “triggered email” o, si sumamos los correos electrónicos basados en el comportamiento o en el historial de cada usuario, los llamaríamos “behavioral email”. Más allá de la dificultad de encontrar un término adecuado en nuestro idioma, se trata básicamente de emails automáticos, que se disparan ante determinadas acciones de los usuarios o ante un evento de tiempo: se registra, realiza una compra o se acerca una fecha importante o un vencimiento.

Estos correos electrónicos son parte fundamental de la experiencia de los usuarios cuando interactúan con un sitio o aplicación web. Por ejemplo si compramos una entrada a un espectáculo, el email que recibimos con el ticket para imprimir es para nosotros una parte más de la interfaz del sitio en el que realizamos la compra.

¿Por qué decimos que es invisible?

Muchas empresas y organizaciones con presencia en Internet, aún no le dan la suficiente importancia a estas piezas de comunicación. Se las considera como un efecto colateral del desarrollo de software y es así que decisiones importantes en cuanto a contenido, diseño o selección del asunto y del remitente quedan en manos de los propios programadores.

Estos correos electrónicos son parte fundamental de la experiencia de los usuarios cuando interactúan con un sitio o aplicación web

El hecho de que algunos de estos mensajes se envíen en texto plano o con muy pocos elementos visuales incide en esta tendencia. No se los considera como algo “diseñable”. Sumado a esto, la falta de un mecanismo de control y revisión frecuente, hace que se corra el riesgo de que queden desactualizados luego de transcurrido un cierto tiempo.

Del mismo modo, es difícil que se recopilen y consulten datos estadísticos acerca de estos mensajes ¿Llegan a los usuarios? ¿Son abiertos? ¿Alguien hace clic en alguno de sus vínculos? ¿Cumplen correctamente la función para la que fueron creados? ¿Qué tan efectivos son tal como se están enviando? ¿Están actualizados en contenido y diseño? ¿Pueden mejorarse?

Una respuesta a nuestras preguntas

Pantalla de AutoEnvios

Estos interrogantes, que nosotros también comenzamos a plantearnos hace un tiempo, nos llevaron a buscar y desarrollar una solución que permita retomar el control de este tipo de mensajes, mejorarlos y ampliar sus posibilidades. Este desarrollo ya está disponible y tiene un nombre: AutoEnvíos®, el nuevo producto para emails automáticos de SimultaNews.

AutoEnvíos® permite crear y editar todo tipo de correos electrónicos automatizados y luego acceder a datos estadísticos en tiempo real sobre lo que está ocurriendo, estar al día sobre su efectividad y sobre el diseño y contenido con el que se están enviando en todo momento.

Estas son algunas de las cosas que pueden hacerse:

  1. Definir en qué situaciones se disparará un correo electrónico

  2. Editar el contenido, el remitente y el asunto de cada email a enviar

  3. Utilizar una plantilla prediseñada o cargar un diseño propio en HTML

  4. Colocar el código de seguimiento proporcionado, en las páginas web en las que sea necesario (similar a Google Analytics), para que los eventos sean registrados y los correos electrónicos sean disparados de un modo automático.

  5. Beneficiarse de la mejor infraestructura de envío, confiable y con reputación monitoreada, que evita que los mensajes sean confundidos con spam

  6. Acceder a reportes para medir la efectividad de cada email enviado

  7. Realizar los ajustes y cambios que sean necesarios para que los emails que se envían puedan cumplir con su objetivo de la mejor manera

Como conclusión digamos que los buenos emails transaccionales, autorespondedores o emails disparados por acciones, llegan a los usuarios con la información oportuna, alineada con su propio flujo de tareas, con los datos que ellos necesitan ver en cada momento, crean un vínculo de confianza entre el usuario y la empresa, representan oportunidades para fidelizar y aumentar los beneficios que aporta un cliente y reducen los costos evitando llamadas telefónicas o consultas innecesarias a soporte.

¿Cómo puedo probar AutoEnvíos?

¡AutoEnvíos ya está disponible! Puedes obtener una cuenta demo en www.autoenvios.net

Los primeros clientes recibirán además asistencia sin cargo para implementarlo en su sitio o aplicación web.